Descripción del proyecto

Bicis eléctricas para montaña, cinco puntos a tener en cuenta

Sentirte como uno de los grandes escaladores de la historia del ciclismo ya está al alcance de cualquiera. Las bicicletas eléctricas han proporcionado diferentes ventajas para aquellos que prefieren pedalear sin cansarse demasiado y ahora se han convertido incluso en una nueva modalidad competitiva.

Para pasear o para competir, las bicicletas eléctricas de montaña nos ofrecen un amplio abanico de posibilidades, como conocer nuestro entorno o hacer deporte sin llegar al extremo. Pero ¿qué debemos tener en cuenta a la hora de elegir una bicicleta eléctrica de montaña? Estos son los cinco puntos más importantes:

  1. Tipo de bicicleta

En el mercado actual existen diferentes tipos de bicicleta de montaña. Como en los modelos convencionales existen variantes all-mountain, XC, trail, enduro o descenso, pero divergen en la tipología de su motor.

Las eléctricas ligeras de última generación son modelos con menos par motor y autonomía, pero que se asemejan más a las bicicletas tradicionales. Su menor peso hace que podamos proseguir la marcha sin sufrir en exceso con respecto a otros modelos y su estética es muy similar a las convencionales. Las All-round tienen la versatilidad como premisa y están adaptadas a diferentes usos, con una mayor potencia y autonomía. Las Power son las más técnicas de la clasificación, van destinadas a los expertos sobre dos ruedas y también son las más potentes de todas.

  1. Cuadro rígido o de doble suspensión

Es otra de las elecciones a tener en cuenta a la hora de adquirir una nueva bicicleta. En el caso de circular por pistas o caminos sin grandes complicaciones, con una rígida bastará, pero si su uso va a ser intensivo por montañas y senderos, una de doble suspensión será ideal. De hecho, en el mercado eléctrico esta variedad es la predominante, dadas sus mayores capacidades off-road y su comodidad.

  1. Tamaño de rueda

El tamaño de rueda más estandarizado en las MTB eléctricas es de 27,5+. A diferencia de las convencionales, donde las 29” se han impuesto a las de 26” y 27,5”, en el segmento eléctrico el 27,5+ con anchos de 2,5 a 3 suelen ser las más habituales. En el caso de ser un ciclista de gran altura, las ruedas de 29” serán una buena opción, aunque existen fabricantes que combinan ambas ruedas en un solo modelo, siendo la delantera la más grande.

  1. Autonomía

La autonomía real de la bicicleta dependerá de diversos factores, como el peso de la bici y del ciclista, el modo de asistencia al pedaleo o el recorrido. Los fabricantes marcan cifras aproximadas de la autonomía de sus productos, que pueden abarcar desde los 30 hasta los 130 km, una cifra que varía con frecuencia tras la aparición de nuevos modelos. Aquí debemos escoger con precaución, adaptándonos a nuestras necesidades, ya que de la elección dependerá el precio final.

  1. Precio

En la mayoría de los supuestos, el precio marcará la decisión final. Este es el gran hándicap a la hora de comprar una bicicleta eléctrica, pero en el caso de una MTB eléctrica decantará la balanza definitivamente.

En el mercado podemos encontrar bicicletas eléctricas desde los 400 €, pero en el caso de las de montaña el precio se amplía a un rango que parte de los 800 € hasta cifras que superan los 15.000 €. Hay modelos para cada bolsillo y el precio dependerá de la suma de todos los anteriores factores.

Sea cual sea la elección, para poder disfrutar al máximo de nuestras salidas, nada mejor que la asistencia RACC Hola BICI Sport, con la que no deberemos sufrir si nos quedamos sin batería en nuestra e-MTB.