Descripción del proyecto

Ruta en bici por el Baix Llobregat: de Barcelona a la playa de El Prat

Una ruta segura hecha a medida para el verano que atraviesa Esplugues, Sant Feliu, Sant Joan Despí y la ribera del río Llobregat para acabar en la playa de El Prat

Te traemos una ruta interurbana en bici para sacarle provecho a los días largos que tenemos por delante y nos invitan a pedalear al aire libre. En esta ruta larga (24 km de ida y otros tantos de vuelta) circulamos la mayor parte del tiempo por carriles bici segregados del tráfico rodado, lo que nos permite movernos con seguridad. Te la recomendamos especialmente si quieres empezar a hacer trayectos algo más largos con tu bicicleta y te gustan los entornos naturales.

Si decides hacerla en verano, es buena idea salir a primera hora de la mañana y volver a última, para evitar pedalear durante las horas de más calor. No olvides la crema solar, el agua, algo para comer durante el trayecto y, por supuesto, todo lo necesario para pegarte un merecido chapuzón en nuestro destino final: la playa de El Prat de Llobregat.

Para esta ruta hemos elegido la e-bike Multicharger GT Touring de la marca alemana Riese & Müller. Esta bicicleta eléctrica de alta gama está hecha para la aventura, se adapta a diferentes terrenos y tiene una gran capacidad de carga. Su robustez permite llevar a un pasajero de hasta 65 kg en su asiento posterior, uno —¡o incluso dos!— niños con sus correspondientes sillas homologadas o una carga equivalente.

ruta parc cervantes final.jpg

La Multicharger es perfecta para una excursión larga como la de hoy: en sus alforjas traseras de 33 l de capacidad podremos cargar todo lo necesario para un día de playa. ¡Empezamos!

Punto de partida: el Parque de Cervantes

Comenzamos nuestra ruta en la avenida Diagonal, justo enfrente del Parque de Cervantes, donde cogeremos la Bicivía 7, una ruta ciclable que conecta la ciudad de Barcelona con Esplugues de Llobregat.

Pasamos por al lado del Ecocounter, un contador de bicis que permite saber cuántos ciclistas usan la vía a diario. Durante 2020, acumuló más de medio millón de usuarios, con un pico de 3.500 en un día.

ruta bicivia 7 tunel final.jpg

Es un placer rodar por este carril bici bidireccional: es prácticamente nuevo, tiene espacios delimitados para bicis y peatones y se mantiene en todo momento alejado de los coches, que circulan por la salida de la Diagonal a nuestra izquierda. Seguimos las indicaciones hacia Esplugues y pasamos por un túnel que cruza la B-23 y nos lleva hasta la rotonda de la plaza Josep Català i Soler.

ruta2 final.jpg

Esplugues de Llobregat

Avanzamos por la avenida dels Països Catalans hasta la calle Laureà Miró. Aquí se acaba el carril bici y debemos bajar a la calzada para rodar unos pocos metros por el carril derecho, señalizado para la circulación de bicicletas y compartido con otros vehículos. Si lo prefieres, puedes bajarte de la bicicleta y hacer este tramo corto a pie caminando por la acera.

Al llegar a la próxima rotonda, volvemos a disponer de carril bici por el que nos adentramos en el centro de Esplugues de Llobregat. Si no conoces esta localidad, te recomendamos que te desvíes y des una vuelta por la calle peatonal Ángel Guimerà que conserva todo el encanto del pequeño pueblo que un día fue.

rutasemaforo final.jpg

Sant Just Desvern, Sant Feliu y Sant Joan Despí

Seguimos por la calle Laureà Miró (N-340) hasta Sant Just Desvern, donde cambia de nombre y pasa a llamarse carretera Reial. Atravesamos la localidad dejando el famoso edificio brutalista Walden 7 a la derecha y, más adelante, el parque de Torreblanca a nuestra izquierda. En esta zona se alternan partes de carril bici con partes de circulación por la calzada. La pendiente descendiente lo convierte en un tramo muy disfrutable.

Llegamos a Sant Feliu, donde cruzaremos las vías del tren por un puente en dirección a la avenida del Sol. Dejamos esta avenida a la derecha para coger un carril bici que bordea el estadio Johan Cruyff paralelo a las vías y nos lleva hasta Sant Joan Despí. Cruzamos la zona de Muntaner y pasamos por un puente por encima de la A-2 para empezar la parte más tranquila de la ruta que transcurre por la ribera del río Llobregat.

La ribera del río Llobregat

Llega el tramo más agreste de la ruta donde se alternan partes asfaltadas con otras de tierra en buenas condiciones. Ponemos a prueba la Multicharger, una bici eléctrica versátil con autonomía de 140 km y neumáticos todo terreno que nos permiten rodar ágilmente por todo tipo de suelo.

ruita portada.jpg

Cruzamos el río Llobregat y pedaleamos entre los campos de cultivos que surten los mercados locales de verduras y hortalizas kilómetro cero: estamos en el conocido parque agrario del Baix Llobregat. A partir de aquí podemos relajarnos y seguir las indicaciones de los numerosos postes que encontramos a lo largo del camino en dirección a la playa del Prat de Llobregat.

Avistaje de aviones en el aeropuerto

Seguimos avanzando y, tras unos kilómetros, se hace obvio que nos acercamos al aeropuerto de El Prat por el paso continuo de aviones por encima de nuestras cabezas. Si eres fan de la aeronáutica, aprovecha para hacer una parada en alguno de los miradores que encontrarás por el camino y que ofrecen una silla en primera fila para ver los aterrizajes y despegues del aeropuerto.

Playa de El Prat de Llobregat

Llegamos al final de nuestra ruta en la Playa de Can Camins de El Prat de Llobregat, donde tenemos anclajes para atar nuestra bici con seguridad y disfrutar de un baño.

ruta final playa.jpg

Si te animas, puedes hacer la ruta en sentido inverso y volver al punto de partida o, si lo prefieres, puedes pedalear hasta la parada de RENFE del aeropuerto o la del Prat de Llobregat para volver en transporte público. Recuerda que en los trenes de cercanías acostumbra a haber una puerta accesible para bicicletas y un espacio para asegurarlas durante el trayecto.

Hemos planeado esta ruta usando Cyclocat.cat, una página web que te permite planificar rutas interurbanas en bici seleccionando los tramos según su nivel de seguridad y minimizando el desnivel. En esta plataforma, gestionada por expertos ciclistas voluntarios, puedes descargar tu ruta en formato .gpx para luego seguirla con una aplicación GPS en tu móvil.